Turismo: cuando tu belleza te arrasa

Barcelona. Berlin. San Francisco. Palma. Valencia. Donostia. El secreto está en la masa. Millones de fantasmas recorren los cinco continentes. Por ocio. Por placer. Por negocio. Para tener material gráfico para las redes sociales. Para mostrar estatus. Para tener sexo. Para comer. Por el bien de nuestras espaldas. Para desconectar. Para ordenar la vida en fases. Para paliar trabajos duros y sin transcendencia. Para evitar el psicoanálisis. Para alimentar el psicoanálisis. Para dejarse llevar.

Un temón al que le dan otra vuelta la sociología, el urbanismo crítico, los cuentos, los diarios, las novelas. He aquí una mínima selección. De urgencia. Ahora que las trituradoras mediáticas del 1% nos están machacando, con prisas y palabras de gravedad. Pensar y repensar el turismo, la turistificación, los viajes. Para que montarse en un tren sea mucho más que viajar y desplazarse. Para que sea otra cosa.

K Cómic P Poesia N Narrativa S Ensayo T Teatro