«Como si nunca hubieran sido» en DIARIO DE NAVARRA

Versos que se van hundiendo

Los hermanos Javier y Juan Gallego firman un poema ilustrado sobre qué ocurre tras naufragar las barcas de inmigrantes en el Mediterráneo. Lo presentan el sábado en Pamplona.
Actualizada 21/02/2019
Literatura
LAURA PUY MUGUIRO

Los hermanos Gallego Garrido —el periodista, músico y poeta Javier y el pintor Juan— trabajaron juntos entre enero y agosto del año pasado dando forma al poema ilustrado de los versos de uno y las ilustraciones de otro. En ese tiempo, en esos ocho meses, 1.549 personas murieron o desaparecieron en el mar Mediterráneo intentado llegar a Europa. Lo cuentan los Gallego en unos gráficos al comienzo y final del libro que contiene ese poema ilustrado. Y son números que dicen mucho precisamente por no decir nada, por el absoluto desconocimiento de lo que ha pasado a esas personas. Como si nunca hubieran sido es la historia de un grupo
de niños, mujeres y hombres que
un día se subieron a una barca
que naufragó. Javier con sus versos
y Juan con sus dibujos hunden
y ahogan al lector en el Mediterráneo.
Las ilustraciones ponen
imagen a lo que nunca se ve.
Porque televisión, internet y periódicos
muestran rescates, momentos
de llegada a tierra e incluso
de salida de ella, pero no naufragios
que se convierten en
muerte. “El cómic ha permitido
llegar a donde no ha llegado la cámara y poner rostro a esas personas y esa tragedia”, señala Javier Gallego Crudo. Son imágenes “poderosas y, al mismo tiempo, crudas y dolorosas”. Y no son metáfora de nada, añade: “Son poéticas y trágicas, de esos cuerpos, de esas caras, que hacen que imaginemos a cualquiera de nosotros ahogándonos en un mar inmenso”.

A su hermano, las imágenes
que no existen en la realidad le llegaron “muy claras a la cabeza”
por “la fuerza de los versos”. “Y
creo precisamente que las imá-
genes más potentes del libro son
las imaginadas”, apunta. Él y Javier
van a presentar Como si nunca
hubieran sido el sábado en
Pamplona, en la librería Katakrak
(19 horas), acompañados
por la enfermera de Médicos Sin
Fronteras Idoia Moreno —acaba
de regresar de un campo de refugiados
de Lesbos (Grecia)— y por
Enrique Villarreal El Drogas.
Con Como si nunca hubieran
sido, los hermanos madrileños
han trabajado juntos por primera
vez. Para Javier —dirige y presenta
el programa Carne CruLos
hermanos Javier y Juan Gallego firman un
poema ilustrado sobre qué ocurre tras naufragar las barcas de inmigrantes en el Mediterráneo. Lo presentan el sábado en Pamplona da—, “las imágenes han dado profundidad y cadencia al poema, y la cadencia lenta de la imagen hace que cada verso se hunda más, se asiente más en el pecho, abrume, inunde e incluso ahogue”.

Un titular de prensa de hace cuatro años —decía algo así como “Podrían haber muerto 900 personas ayer en el Mediterráneo”— llevó a Javier a pensar en las listas de desapariciones, su imprecisión sobre números posibles, supuestos desaparecidos y presumibles ahogamientos. “Todo es una duda aplastante”, ya que, cuando ocurre la tragedia, no hay nadie, y la información que se maneja procede de quienes son rescatados o de quienes vieron partir la barca. Una desaparición que es la de las vidas de los que subieron a esos botes. “Para nosotros, esta gente no existe, ni viva ni muerta”, remarca Javier.

Un algo mareante

Y así nació el poema, como un torrente, igual que su escritura. Como si nunca hubieran sido pertenece al libro de Javier El grito en el cielo (Arrebato, 2017), de poemas
muy largos, ninguno tanto como éste, con una marea de versos que se repiten igual que olas —“Como si nada, como si nunca, como si nadie, como si no...”—, un
algo mareante, similar a las olas
que ahogan, que cuenta “todo el
proceso, desde que esas personas
salen de la costa hasta que
naufragan y se convierten en nada,
desapareciendo los cuerpos,
hundiéndose, siendo devorados
en el mar por los peces que después
nos comemos”.
Fue Juan quien propuso a Javier
ilustrar su poema. Venía de
terminar una breve historia de
once páginas sobre la valla de
Melilla para porCausa, una fundación
que genera contenidos y
realiza investigaciones periodísticas
a disposición de los medios
de comunicación. Y el poema de
Javier podía convertirse en otra
historia ilustrada. Pero cuando envió las tres primeras páginas a su hermano, a éste le entusiasmaron: debía ser una historia larga, y Javier creó 55 páginas. El resultado de la unión de ambos es una historia “precisa y profunda”, comenta Javier, para quien su poema se ha enriquecido con las ilustraciones de su hermano.

Libro:

Como si nunca hubieran sido