Sobre la editorial en Diario de Noticias

Katakrak inaugura su proyecto editorial con dos ensayos

Los primeros libros son traducciones al euskera y al castellano, pero también publicará a autores locales
ANA OLIVEIRA LIZARRIBAR - Martes, 6 de Diciembre de 2016

«Queremos potenciar debates directamente locales y traer otros globales a lo local»

PAMPLONA - Después de tres años en la calle Mayor de Pamplona y seis más antes en la calle Curia bajo el nombre de La Hormiga Atómica, Katakrak se ha decidido a «desarrollar una nueva pata del proyecto» y ha iniciado su actividad como editorial con la publicación de dos ensayos: Askatasuna, etengabeko borroka bat (Ferguson, Palestina eta mugimendu baterako oinarriak), de Angela Davis, y La radicalidad del amor, de Srecko Horvat.

«Llevamos mucho tiempo en el mundo del libro, pero hasta ahora nunca habíamos participado en su producción y parece que ha llegado el momento de asistir a la generación de ideas», explica Imanol Miramón, uno de los promotores de la editorial junto con otros compañeros de la comunidad Katakrak. Y es que, aunque los lectores apenas veamos la portada, las páginas y el diseño de un libro, detrás hay una cadena de decisiones en muchos frentes que implican aspectos legales, económicos, estéticos, de contenido, de distribución, de difusión, etcétera. La edición funciona, pues, como «un trabajo artesanal en pleno siglo XXI», comenta Nerea Fillat. “Requiere de mucha sensibilidad, de poner a gente en relación, del entendimiento, de que el texto guste, de que la gente se involucre...», añade, satisfecha de que, de momento, el factor de la implicación está funcionando muy bien. «Uno de los traductores del ensayo de Davis al euskera incluso nos dijo que era un lujo trabajar con textos que podría firmar perfectamente, cosa que no es habitual», cuenta. «Sacar estos libros hubiera sido imposible si no existiera una comunidad detrás respaldando todo el proceso», insiste Imanol. Nerea apostilla: «Hay mucha voluntad y mucha generosidad en cada libro».

UNA HERRAMIENTA ÚTIL La línea escogida para arrancar y la que marcará el devenir del sello es el ensayo. «Entendemos que el libro es una herramienta para analizar y comprender mejor el mundo y, además, para establecer un diálogo con él y pensar en cómo transformarlo», apunta Miramón. «Es un modo de nombrar el mundo», abunda Fillat, que, a la vez, revela que dentro de poco también publicarán narrativa universal traducida al euskera.

Prefieren no dar cifras concretas ni plazos cerrados para ir mimando los procesos, pero seguramente editarán entre ocho o diez títulos al año, en castellano y en euskera y tanto traducciones como obras inéditas de autores y autoras locales. “También queremos recuperar ensayos que están descatalogados y que nos parecen referencias imprescindibles”, incide el editor.

AQUÍ Y AHORA El espíritu de los dos primeros títulos de Katakrak reside en que abordan cuestiones de actualidad global que pueden interpretarse desde el ámbito de lo local. Para reforzar esa intención, ambos volúmenes contienen introducciones escritas por los editores. El volumen de Angela Davis se compone de entrevistas, conferencias y artículos acerca de cuestiones como los acontecimientos en Ferguson (Misuri, EEUU), donde en 2014 la policía mató al joven negro Michael Brown, la situación de Palestina o la coyuntura de la UE ante los problemas que la rodean. «Podemos atraer estos textos para entender lo que en feminismo se llaman las realidades situadas; nos pueden servir para analizar, por ejemplo, qué pasó con Elhadji Ndiaye, el joven senegalés que este año murió en dependencias policiales sin que aun nos hayan dado una explicación o se hayan asumido responsabilidades, o cómo Pamplona vive la xenofobia», dice Fillat. Del mismo modo, en la entrada de La radicalidad del amor, un ensayo que analiza los textos o manifestaciones en torno al amor o al deseo de líderes revolucionarios históricos, «explicamos por qué esto tiene sentido aquí y ahora». «Relacionamos esta idea con todo el proceso político del 15-M, que ha interpelado a amplias capas de la población a vivir la política en primera persona, y nos preguntamos cómo se concilia la ilusión que funcionó de motor para mucha gente con la experiencia política cotidiana», señala Miramón. Ahí reside la doble esencia de este proyecto editorial: «queremos potenciar debates que sean directamente locales y, a la vez, traer debates globales a lo localx. De hecho, Srecko Horvat seguramente visitará Pamplona en marzo.

Estos días, Katakrak ha vivido en Durango la «puesta de largo» de su editorial en muchos sentidos, relacional, comunicativo, de ventas... Todo un maratón que la comunidad ha afrontado con ganas y expectación. «De momento, la acogida está siendo muy buena», dicen. El siguiente título, en enero, pero ya habrá tiempo para hablar de él.

Libro: