«Sigue adelante» en HIP HOP LIFE MAGAZINE

“SIGUE ADELANTE”. ÚNETE AL RITMO

“Sigue adelante. Raza, poder y música en Nueva Orleans” (Editorial Katakrak) está escrito por el antropólogo musical Matt Sakakeeny y acompañado de ilustraciones de Willie Birch. Cuenta con prólogo de Fermín Muguruza, está traducido por Xabier Maeztu y Luis Soldevilla Mataix.

Por MC Alberto

Un libro a modo de ensayo relatando los rituales y tradiciones de las famosas bandas de música de Nueva Orleans antes y después del huracán Katrina. “Sigue adelante…” trata de cultura, sociología, precariedad, violencia, racismo, discriminación, reivindicación, libertad y por supuesto música, principalmente de las brassbands, la second line y el jazz, pero también del mestizaje con el góspel, el blues e incluso el hip hop.

LA REVOLUCIÓN TIENE ALMA

Sakakeeny recoge todo lo que envuelve al movimiento de las bandas de música entrelazados con los poderes de la ciudad, remodelando las tradiciones y su evolución. De cómo mientras se puede ver pasar a una brass band con sus metales y percusiones por la calle, los coches aparcados a lo largo del recorrido ceremonial, tienen las ventanas abiertas y suena el bombo clap del hip hop.

Nos ofrece una visión amplia sobre el pasado, presente y posible futuro de Nueva Orleans. Profundiza en los debates internos entre las bandas de música con respecto a la tradición. Los más recientes miembros de la generación de derechos post-civiles o venidos de la cultura hip hop han traído nuevas costumbres y estilos, añadiendo arreglos de música contemporánea a las bandas de música clásicas.

Estas innovaciones han molestado e incomodado a algunos miembros de la generación anterior que piden la preservación y respeto de las tradiciones. Pero, por suerte, los relatos están entrelazados y la mezcolanza y el mestizaje ha triunfado con algunas excepciones en casos puntuales, porque la esencia se mantiene contra todo pronóstico debido al poder vital de una música con espíritu y sensibilidad.

POSITIVIDAD ANTE TODO

Hay que enmarcar todos estos hechos en un lugar donde prima a primera vista la corrupción y la violencia, con un neoliberalismo que inunda cada vez más la sociedad y pretende dividir y distinguir entre personas, pero la música lo convierte en un lugar excepcional articulado a través de sus culturas expresivas, efusivas, abiertas, cordiales y comunicativas.

Tal y como entrevemos en las páginas al ir leyendo, el trabajo de Sakakeeny está basado en un compromiso con los asuntos del día a día de los habitantes de Nueva Orleans y la justicia social. Profundiza en la subcultura de las bandas de música como Rebirth, SoulRebels y Hot 8, e intenta dilucidar las formas en que la música influye en la comunidad en general, donde lafuerza y el poder de la música es la esencia y naturaleza de todo, que le dota de un carácter y entidad muy especial.

La historia de las bandas de música es mucho más compleja que la música en sí. Más allá del valor que posee como diversión y entretenimiento, la música sirve de centro neurálgico donde se cruzan mezclándose desde lo social hasta lo político, económico y cultural. Pero por encima de los problemas, los asesinatos, encarcelamientos, desahucios, pobreza… la música sirve para canalizar esa negatividad, transformándola de manera constructiva con efectos positivos en el desarrollo sicológico de las personas que conviven con espontaneidad y respeto entre sí, la música les une como una familia donde se respetan y ayudan como una gran hermandad.

ARTE CON MENSAJE

Hay que destacar los apuntes que realiza en un excelente prólogo Fermín Muguruza, cargado de palabras potentes con mucha fuerza como las que contienen estas frases de su autoría: “Grita ¡hey! a la vez que los músicos y el resto de la gente, y sentirás que tú también eres parte de esa capacidad colectiva de actúa, de intervenir en el mundo, de generar espacios críticos no hegemónicos de enunciación del yo, en y desde lo comunitario. Sentirás la irreductible capacidad de la vida de contrarrestar las lógicas de control que se le imponen”.

También cabe resaltar las ilustraciones de Willie Birch, un artista licenciado en Bellas Artes en 1969 que trabaja expresándose a través de gran variedad de medios, desde el dibujo, hasta la pintura y la escultura. Originario de Nueva Orleans, recibió un MFA del Maryland Institute College of Art en Baltimore. Birch vivió mucho tiempo en Nueva York donde se hizo conocido por las esculturas de papel maché, regresó a Nueva Orleans en 1994, y en 1997 comenzó a trabajar en una serie de retratos de personas de su vecindario, principalmente realizando sus ilustraciones con carbón y acrílico sobre papel representando aspectos de la vida cotidiana y elementos de la cultura tradicional de la ciudad.

Birch conceptualizó su obra como una protesta contra las imágenes estereotipadas de afroamericanos que en la mayoría de los casos eran degradantes. Su arte te sumerge en una experiencia de gran riqueza visual y narrativa, tal y como se puede observar en esta video compilación de obras incluidas en el libro.

Sin duda una publicación en la que han tenido mucho que ver la Broken Brothers Band, donde Sakakeeny cuenta con mucho amor una historia diferente de forma distinta a la que estamos habituados, un libro recomendable que te envuelve e invita a participar y bailar cuando veas una brass band por la calle, la second line es todo participación, el sonido organiza el movimiento, todos seremos bien recibidos, no hace falta tener ningún talento ni habilidad en especial, porque tal y como apunta el escritor y educador Kalamu ya Salaam “tú sólo únete y trata de mantener el ritmo”.

Libro:

Sigue adelante