LAS ELECCIONES DE LOS ANIMALES

LAS ELECCIONES DE LOS ANIMALES

Varios Autores

14,00 €

IVA incluido

Disponible

LAS ELECCIONES DE LOS ANIMALES

ISBN 978-84-17383-43-5
Páginas 48
Año 2019
Editorial Takatuka
Sección Infantil / Lectoras

«Conversar sobre política es una forma de conectarse con lo común; de entender que formas parte de algo mayor, una sociedad que tiene reglas y formatos que no surgen de la nada, sino al contrario, que son definidas por esa propia sociedad. Entender ese mecanismo es una clave para la autonomía y el pensamiento crítico, valores que la gente cree que es superimportante trabajar con los niños y niñas.» Pedro Markun, autor, en Lunetas
...

Leer más


Entrevista con Paula Desgualdo, una de las autoras, en Blog de letrinhas:
«Esta es ya la segunda publicación del grupo sobre el tema, después de ¿Quién manda aquí?, del 2015. El objetivo sigue siendo el mismo: suscitar el debate y el diálogo entre pequeños y adultos por medio de talleres.
El libro fue publicado en Brasil en plena campaña electoral, pero para no caer en inmediatismos electorales, los autores cuentan que tuvieron mucho cuidado para que el libro no estuviera marcado por las opiniones personales, aunque tiene una gran carga de humor. «Todo fue definido muy cuidadosamente: las palabras, los personajes, la elección de los animales y sus géneros (pensando en lo que representan dentro del imaginario de los niños)», explica Paula. Entre los animales que le disputan el cargo al rey de la Selva, está el propio León, la Mona, la Serpiente y la Perezosa, con sus respectivos vicepresidentes: la Leona, el Tucán, el Ratón y la Mariquita.
El ambiente de los debates políticos trasciende naturalmente los temas infantiles, lo cual puede enriquecer la experiencia de la lectura, y viceversa. Por eso, la obra es ideal para ser trabajada en el aula. Según los autores, no es preciso ser especialista en política para hablar sobre este asunto con los peques. «Los profes pueden comenzar por ahí, por la lectura curiosa, desvinculada de papeles predefinidos y opiniones. No hacen falta recetas: comenzar con preguntas puede ser un buen camino.»
Al final, como recuerda Paula, la política forma parte de la vida de todos y nosotros somos parte de ella. «Es algo que permea la vida y construye realidades. Al educador le toca moverse entre temas relacionados con la historia, el arte la filosofía y la biología, aunque no sea un especialista en esas áreas de conocimiento. ¿Por qué no hablar de política?»
Y eso es lo que hicimos. Las elecciones de los animales fue creado con simulaciones de elecciones hechas en escuelas y en una biblioteca comunitaria. «Es importante estar tanto dentro como fuera de la escuela. En espacios institucionales, no institucionales, en la calle, dentro de las casas... La educación política se construye todos los días, en todos los lugares», afirma Paula. «Cuanto más esté la dinámica de las elecciones y de los temas relacionados con la política en la vida de los niños y niñas, más posibilidades habrá de que crezcan y se formen seres políticos más maduros, individuos que participan y que se consideran responsables de la realidad en la que viven.»
Los autores, sin embargo, se sorprendieron de ver a los niños y niñas reproduciendo algunos comportamientos de los adultos, como establecer alianzas de paz, declarar la guerra a otros animales, hacer discursos de tintes diplomáticos... Sin embargo, la armonía no reinó siempre. En una escuela, «las elecciones se incendiaron», cuenta Paula. «Los ánimos se fueron exaltando y los animales que no ganaron no querían aceptar el resultado de las elecciones de ninguna manera. Eso solo ya demuestra que es preciso seguir trabajando, salir de ese lugar del "nosotros contra ellos" para madurar en la idea de construir juntos.»
La sorpresa positiva vino del propio juego, en el que para escribir el libro, los peques se disfrazaban de los animales de la selva. Por algún motivo, la perezosa fue la preferida con diferencia. «Los discursos para convencer al resto de la clase para votar al animal propio fueron geniales. Así tuvimos a un grupo de mariquitas, por ejemplo, defendiendo que ellas deberían ser elegidas porque daban suerte. Un buen argumento, ¿no?»
Paula Desgualdo, Blog de letrinhas


Te puede interesar