«Morbo legítimo» en DIARIO DE NAVARRA

El Niño de Elche presentó ayer sus dos obras literarias mediante una performance junto al artista sonoro Xabier Erkizia en la librería Katakrak

Exflamenco al desnudo

PALOMA DEALBERT | Pamplona

No he venido a hablar de flamenco, aunque hasta ahora solo he hablado de flamenco. Pero porque Xabier no sabe nada de flamenco, y no se puede hablar con quien no sabe nada», pronunciaba con aire pícaro Francisco Contreras, conocido como Niño de Elche, hacia la mitad desus espectáculo performativo. El festival Santas Pascuas lo ha traído a Pamplona un año más, pero esta vez fuera de la programación de conciertos. Ayer, el cantaor -un exflamenco, como se autodenomina él- se sentó junto al productor sonoro y periodista navarro Xabier Erkizia en la librería Katakrak, dentro del ciclo Música para leer. El polifacético Contreras, uno de los cantantes españoles más singulares de la cultura contemporánea, sí vino a hablar de sus libros, como hará esta tarde Ernesto Castro y el 3 de enero, Uxue Alberdi. Pero lo hizo a su manera y en un ambiente íntimo, creado por una lámpara de pie entre dos protagonistas como única fuente de iluminación.

La voz de El Niño de Elche, una mesa de mezclas -controlada por Erkizia- y objetos como un diapasón, un metrónomo o una oreja andante sirvieron para dirigir al público a través de algunos momentos de la propia historia de Francisco Contreras, la reflexión sobre el flamenco, la música contemporánea o el amor, el sexo y la corrección política. Una transición suave para asomarse al corazón de las dos obras literarias del artista: No comparto los postres y Morbo legítimo.

Además de experimentar con los sonidos de diferentes artilugios, el cantaor recitaba -reinterpretaba-,

Libro:

MORBO LEGÍTIMO
NO COMPARTO LOS POSTRES