Nada es sagrado, todo se puede decir

Raoul Vaneigem

Nada es sagrado, todo se puede decir