Las batallas de la bici

Las batallas de la bici

En el último siglo y medio de desarrollo urbano se ha creado una situación en la que las vías públicas son el campo de batalla de contendientes desiguales: los automóviles de combustión interna, potentes y numerosos, y las bicicletas, vulnerables y menos numerosas. Décadas de decisiones jurídicas, políticas y de infraestructuras han acabado favoreciendo al automóvil y las vías urbanas se han diseñado en consecuencia. Pero esas mismas decisiones no han suprimido los derechos fundamentales de ciclistas y peatones; han mantenido el compromiso de una vía pública compartida, lo que puede tener sentido desde un punto vista jurídico abstracto, pero en realidad ha dado lugar a una competencia desigual de frenos chirriantes. Partiendo de las calles y carreteras como bienes comunes, James Longhurst recorre las pugnas por el espacio público desde el siglo XIX hasta la actualidad.

«El loco de la bici es una criatura de la especie humana con los gemelos mucho más desarrollados que su pobre intelecto […]. Baja el manillar hasta que la espalda se le curva como si fuera un gusano medidor sobre una rama [...], monta en su bici con el salvaje resplandor del júbilo demoníaco en su mirada de serpiente y atropella un carrito de bebé en cuanto tiene ocasión». A su paso, «como los muertos en la verde ladera de Cemetery Ridge tras la carga de Pickett en la batalla de Gettysburg, quedan las víctimas abatidas por este maníaco salvaje y descontrolado»
Editorial de Rochester Post Express, 5 de mayo de 1896

Hedabideetan

«James Longhurst decidió dejar la bici por el coche cuando subió el precio de la gasolina en 2008. Pero enseguida descubrió que otros usuarios de la carretera discrepaban del lugar que ocupaba e incluso de si debía estar allí. Después le dio por pensar que los conductores iban a por él porque muchos parecían conducir sin importarles su seguridad. Luego creyó que la culpa era suya, y, más adelante, que de los diseñadores del tráfico urbano. Hasta que, como historiador de políticas medioambientales urbanas y profesor en la Universidad de Wisconsin, le dio por reflexionar en las decisiones tomadas años atrás que habían conducido al peligro que estaba viendo»

Laura Puy Muguiro, DIARIO DE NAVARRA

«El balón, la bici… son algunos de los numerosos juguetes rotos de los niños y los adultos de nuestros días: así parecen ser las cosas y así nos lo vienen contando Michaël Correia, James Longhurst y otros estudiosos dotados de la valentía necesaria para desentrañar la realidad oculta en pistas resbaladizas y terrenos de juego realmente impracticables, esto es: en arenas movedizas.»

Santiago Javier Navarro, DIARIO DE NOTICIAS

Entrevista XXL con Imanol Miramón.

Suelta la olla, HALA BEDI

«Que las chicas han estado desde el principio en el ciclismo (como en el fútbol, el tenis o el tiro con arco) es cosa sabida. O debería serlo.»

Begoña del Teso, DIARIO VASCO

«En el último siglo y medio de desarrollo urbano se ha creado una situación en la que las vías públicas son el campo de batalla de contendientes desiguales: los automóviles y las bicicletas.»

Miren Artetxe, ZAZPIKA

Datu teknikoak

ISBN 978-84-16946-33-4
Hizkuntza Castellano
Orriak 344
Tamaina 21x14
Azalak Rústica con solapas
Prezioa 22.00€

James Longhurst

1973, Manhattan, Kansas, EEUU

James Longhurst es historiador de políticas urbanas y medioambientales, y trabaja como profesor asociado en la Universidad de Wisconsin? La Crosse. También ha escrito Citizen Environmentalists (2010), donde describe el crecimiento de las organizaciones por el medioambiente en Pittsburg y en EEUU en los años 1960 y 1970. Ciclista empedernido, asesora y participa también en diversas organizaciones y movimientos sociales como Bicycle La Crosse, HealthTide y Wisconsin Active Together.

Gehiago irakurri [+]