Sobre el día del libro en EL PAÍS

Cómo podemos seguir estando en nuestras librerías aunque hoy permanezcan cerradas

Es el Día del Libro más extraño y dramático que recordamos, pero muchas librerías han organizado iniciativas virtuales u ofrecido bonos a sus clientes para que podamos seguir presentes entre sus estanterías, aunque sea a distancia
Eduardo Bravo
23 ABR 2020

La crisis del Coronavirus ha trastocado esas citas del calendario que parecían inamovibles. Primero fue un goteo que anuló el Mobile World Congress, luego el Graf, más tarde la Semana Santa y, de repente, una riada que se ha llevado por delante el Salón de Cómic de Barcelona, la Feria de Abril, el Primavera Sound, la Feria del libro, los San Fermines y, por supuesto, el Día del Libro, 23 de abril. Aunque la Generalitat ha propuesto celebrar Sant Jordi el 23 de julio para intentar paliar las pérdidas, este 23 de abril no será como los demás. No obstante, son muchas las librerías que celebrarán hoy el Día del Libro y Sant Jordi en confinamiento, echando mano del ingenio, el sentido del humor y las redes sociales.

EL QUIJOTE PARA TIQUISMIQUIS. La Llama Store (Barcelona)

Coincidiendo con el Día del Libro y la entrega del Premio Cervantes, el Círculo de Bellas Artes de Madrid celebra una lectura continuada del Quijote. A las 18 horas de hoy, Joan Margarit iniciará la XXIV edición de este evento, que este año tendrá una curiosa competencia. Media hora más tarde de que el poeta catalán lea aquello de “En un lugar de la Mancha…”, La Llama Store hará lo mismo en su particular lectura del Quijote que cambia todas las vocales del texto cervantino por la letra i.

Según Abigail L. Enrech, una de las organizadoras, “es una respuesta a la lectura anual del Círculo de Bellas Artes, donde quizá hay un exceso de pomposidad y presencia aristocrática, algo que es, en sí mismo, muy poco quijotesco”. El hecho de que la letra elegida sea la i y no otra responde a que “es la letra de la burla y del retintín”, una burla que, aclaran, no va dirigida a la obra maestra de Cervantes, todo lo contrario. “Somos una librería de humor y la mejor novela de la historia, el Quijote, es una novela humorística. Es un libro inmenso, divertidísimo, inabarcable. El lenguaje ha quedado algo antiguo y su presencia curricular hace que a mucha gente le cueste iniciar su lectura pero, una vez superado ese obstáculo, es una lectura amena y divertida”. De hecho, desde La Llama recuerdan que “el Quijote no fue un libro menor o reservado a los intelectuales, sino un éxito de ventas ¡que tuvo segunda parte!”.

También ha sido un éxito la propuesta de La Llama Store. Nada menos que doscientas personas interesadas, a las que se les ha hecho llegar un fragmento de los seis primeros capítulos del Quijote porque “además de que era más fácil de organizar, conforman lo que se conoce como ‘el Quijote dentro del Quijote’ o mejor dicho, ‘il Quijiti dintri dil Quijiti’. Esos primeros capítulos son una novelita en sí misma: narran la primera salida del Quijote y la vuelta a su hogar, donde descubre que le han quemado todas sus novelas de caballería”.

De esas doscientas personas, 170 han enviado un vídeo en el que leen su fragmento y que ha sido montado junto a los demás con cartelas para indicar el comienzo de cada uno de los capítulos. El conjunto se emitirá en streaming por Twitter y, posteriormente, se colgará en la plataforma Youtube. Dada la buena acogida, desde La Llama anuncian que el año que viene repetirán el evento en directo en la librería. Si siguen abiertos, aclaran.

LITERATOS DE 280 CARACTERES. Librería Calders (Barcelona)

A pesar del Coronavirus, en Calders no paran. A través de su página web siguen tramitando pedidos que serán recogidos por los clientes cuando la librería pueda abrir sus puertas. “Esta fórmula nos va genial, porque se supone que, cuando abramos, lo haremos con mil restricciones y si quien viene simplemente tiene que recoger un paquete ya hecho, la circulación será mucho más ágil. Además, los pedidos que estamos haciendo son ya ventas, no como normalmente, que pedimos libros que no sabemos si vamos a vender luego”, explica Isabel Sucunza de la librería Calders, que reconoce que durante esta última semana y coincidiendo con Sant Jordi, sí han aceptado repartir algunos pedidos a domicilio “por el ‘peso de la tradición’”.

Una de las actividades tradicionales de Sant Jordi eran justamente las firmas de libros por parte de sus autores. Una actividad que resulta imposible de realizar dadas las circunstancias pero que en Calders intentarán recrear a través de Twitter. Durante el día de hoy, diez de los autores favoritos de la librería tienen las contraseñas de esa red social para que actúen de community managers durante una hora cada uno. “Son autores a los que segurísimo que habríamos invitado a venir a firmar por Sant Jordi este año. Autores que están siempre de actualidad en nuestra casa, de los que siempre tenemos sus libros y que no paramos de recomendarlos porque nos gustan de verdad, no porque vengan con una supercampaña detrás pensando en las ventas que generarán”, explica Sucunza.

La propuesta comenzará a las 10 de la mañana de la mano de Carlota Gurt, a la que seguirán Gonzalo Torné a las 11, Adrià Pujol al mediodía, María Sánchez una hora más tarde, Miriam Cano a las 14, Sebastián Portel a las 15, Martí Sales a las 16, luego Elizabeth Duval, a continuación Roberto Enríquez y, finalmente, Bel Olid de 20 a 21 horas. “Nos hubiera gustado que participasen otros autores. Por ejemplo Quim Monzó, que nunca firma por Sant Jordi y pensamos que igual a esto sí que se apuntaría, pero declinó la oferta porque es una persona muy coherente. También teníamos a otros en la lista, como Josep Pedrals, Irene Solà, Luna Miguel, Juan Pablo Villalobos... Pero solo podían ser diez y los once primeros a los que escribimos, menos Monzó, dijeron que sí a la primera”.

TEATRO CONFINADO. La Fugitiva / Sin tarima (Madrid)

Aunque la librería Sin Tarima / La Fugitiva posee varias localizaciones en Madrid, la de la Calle Príncipe, tal vez por estar ubicada frente del Teatro de la Comedia, está especializada en el arte de Talía. En el teatro, vaya.
La librería Katakrak, en Pamplona.
La librería Katakrak, en Pamplona.

Con vistas a este Día del libro, el equipo de Sin Tarima / La Fugitiva llevaba tiempo preparando una serie de lecturas dramatizadas de diferentes autores cuyo nexo era su relación con el mundo del trabajo y sus complicaciones. “Pero vino el estado de alarma y tuvimos que adaptar la actividad a nuestra situación de artistas confinados, empleando para ello medios audiovisuales”, explica Clemente García que, junto a Patricia Domínguez, Benjamín Jiménez de la Hoz y Miguel Palacios, ha dado forma a Búscate un trabajo de verdad, una videolectura dramatizada con “tropezones” de textos de Jonathan Swift, Paco Gámez, Xu Lizhi y del propio Jiménez de la Hoz. “Usamos el lenguaje audiovisual y nuestras limitaciones con él para lanzar, de una manera distanciada e irreverente, cuestiones sin resolver sobre nuestra existencia en la sociedad neoliberal en que vivimos”. La pieza, cuyos referentes abarcan desde La Chinoise de J. L. Godard, al teatro de objetos, pasando por los montajes de Piscator e incluso a los Monty Python, está compuesta de textos e imágenes que, como explica Clemente García, “unas veces pelean y otras conviven entre sí como nos pasa a todos”.

Búscate un trabajo de verdad podrá verse a partir de hoy en las redes sociales de Sin Tarima / La fugitiva.

LIBROS LIBERADOS. Katakrak (Pamplona)

Cada 23 de abril, los responsables de la librería y editorial Katakrak de Pamplona salen a la Avenida Carlos III para celebrar el Día del Libro. Durante la jornada regalan una flor a aquellos que compran un ejemplar, que ese día tiene un descuento del 10%. Además, aprovechan para reivindicar y defender a las pequeñas librerías, pero este año todo será diferente. De hecho, desde hace cuatro años, el colectivo de libreros de la ciudad consiguió que las grandes superficies, con más músculo comercial, no pudieran concurrir a la fiesta.

“Sin embargo, lo que en su momento fue un logro en defensa de las pequeñas librerías ahora, con el confinamiento, se está perdiendo porque empresas como Amazon han vendido más que nunca”, explica Hedoi Etxarte de Katakrak, librería que continúa atendiendo pedidos por la web pero que, por responsabilidad con los empleados de Correos y mensajería, no los servirá hasta pasada la cuarentena. “Lo que sí haremos con motivo del día del libro será liberar seis de los títulos que hemos publicado, tres en euskera y otros tres en castellano, para que la gente pueda leerlos en PDF y, si lo desea, hacer una donación en apoyo a la librería”. Si bien la iniciativa se pone en marcha mañana, continuará en los siguientes meses de modo que “de aquí a junio iremos subiendo todos los títulos que hemos publicado con licencias libres”.

BONOS DE AYUDA. Molar discos y libros (Madrid)

Son muchas las librerías a las que el cierre forzoso derivado del estado de alarma ha colocado en una situación delicada que ha modificado sus planes para este 23 de abril. Una de ellas es Molar, motor cultural del madrileño barrio de la Latina que, en contra de su tendencia a acoger presentaciones, conferencias, fiestas, exposiciones y otras propuestas culturales, en esta ocasión se ha visto desbordada por la situación. “Ahora mismo, entre las negociaciones con el banco, la casera y los proveedores no teníamos la cabeza como para organizar nada”, relata Esther Gaitero, una de las socias de la librería. “Abrimos la librería en plena crisis económica y, justo cuando estábamos a punto de pagar el crédito que habíamos solicitado, ha pasado esto que, posiblemente, haga que tengamos que endeudarnos de nuevo”.

Por esa razón, en Molar han decidido poner en marcha un programa de bonos para sus clientes que, una vez abierta la librería, podrán ser canjeados por los títulos que deseen. “La gente está respondiendo muy bien y gracias a los bonos estamos pudiendo aguantar y hacer frente a los pagos de los proveedores”, celebra Gaitero, cuya idea también ha sido puesta en marcha por otras librerías. “Modesta librería, en la calle Modesto Lafuente, ha hecho una cosa semejante y ahora acabamos de enterarnos de que la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Librerías ha puesto en marcha Apoya a tu librería que, a través de la web Todos tus libros, permite comprar en aquella tienda que prefieras. Una idea que puede resultar muy útil para las librerías de barrio de toda España porque te informa de todos los comercios en los que tienen aquel libro que buscas, no solo los más importantes”. En definitiva, nuevas fórmulas de venta para un 23 de abril que no se parece a ningún otro Día del Libro.

Libro: